ok 016

Ensayo: Debate sobre sopa de letras culturales

Un poco de historia antes de aterrizar a nuestra realidad local …
En el siglo XX, en América Latina, el agente cultural era un personaje que recibía una remuneración baja, con largas horas de trabajo y grandes retos, responsabilidad que debía asumir  con un compromiso que le llevaba a lidiar con la burocracia institucional del Estado y el sector social. Con el proceso de la “globalización neo-liberal” el estado redujo su presencia considerablemente, trayendo como consecuencia los recortes de presupuesto, el freno de las subvenciones al crecimiento de las infraestructuras culturales. Para contrarrestar esta decisión, se fomentó la participación de la empresa privada en el sector cultural.La empresa privada se convirtió entonces en actor importante en la organización de producciones de carácter cultural y desarrollo relaciones culturales y políticas entre los diferentes grupos que conforman la sociedad, valiéndose de la cultura. Esto trajo consecuencias graves y nefastas, ya que se mercantilizo los procesos culturales por encima de la ciudadanización cultural.

A esto le agregamos el hecho que el Estado no propicio nuevos modelos de desarrollo y creatividad, ni formaciones que creen lazos entre creadores, gestores y públicos. De igual manera, no se preocupó en regular los medios masivos sin proyecto cultural que integre educación y cultura. Esta mercantilización de la que hablamos, conllevo a la creación de oligopolios del sector privado y la industria del entretenimiento.

Cito a Lipovetzky quien plantea que la democratización viene desde la escuela, pues una persona no puede volverse consumidor cultural si carece de referencias, que traerá como consecuencia el desconocimiento, para por ultimo sentir indiferencia social e institucional respecto a la cultura.La cultura que es persuadida como normativa y no como un evento dialógico ,ya que el  ciudadano que ha sido relegado a tener un rol de consumidor pasivo, de espectador a través de las políticas culturales el sector privado y el Estado.

La ausencia de trascendencia en las políticas públicas culturales con perspectivas facilistas que minimizan la cultura al ámbito folklórico o tradicional, no ofrecen visiones verdaderamente plurales de una sociedad en plena evolución.

Por otra parte, las propuestas culturales del sector privado  en el Perú, se lucen por su “creatividad” versus las pasivas fomentadas por el estado, ya que actualmente se han establecido estrategias dirigidas por las altas esferas, consumidores activos y siempre los mismos que las divulgan por medios de comunicación, creando así ilusiones efímeras de un movimiento dinámico en el Perú.

 La responsabilidad total de esta carencia no deberia recaer en la globalización que llevo a la mercantilización de la cultura pues es el consumo pasivo de entretenimiento que nos lleva a la satisfacción inmediata, y efectivamente esto es una consecuencia de la falta de referentes y espíritu crítico que  se debieran impartir desde la formación básica de todo peruano.Se pueden resaltar efectos positivos de modernización y globalización de las culturas andinas que han llevado a que los peruanos inmigrantes que transculturalizaron los procesos culturales más allá de nuestras fronteras. Este es un aspecto positivo, pero  hay que mirarlo con detenimiento pues oscila entre lo identitario y lo reivindicador por diferenciación.

El Perú, que por ser un país en pleno crecimiento, está en mutación constante de sus prácticas culturales que parecen tener como efecto  una estratificación constante de cada capa de la sociedad que busca diversificarse y diferenciarse.

El reto que tiene el agente cultural por delante es grande, ya que se ha convertido nuestro rol en crear un marco teórico y practico para incorporar las nuevas tendencias culturales en un Perú multicultural , que no cuenta con dirigentes publicos que sepan diferenciar un proyecto cultural que tiene una suma de actividades culturales de un plan de politicas culturales que consta de una serie de proyectos viables y sobretodo sostenibles en el tiempo.

Me llama la atencion, la poca solidez  del reporte en la mesa de trabajo que se redacto hace unas semanas para un plan de desarrollo concertado de cultura, el cual brillaba por la ausencia de indicadores estadisticos que permitieran sustentar datos con cifras concretas , que es un indicador de la importancia que tiene la cultura en nuestra region. Muchas apreciaciones estan sostenidas por simples intuiciones y experiencias personales que hacen de esta presentacion un documento ficticio, subjetivo, un texto abierto al debate. Lease la vision (o la poca vision) que plantean para que se pueda trabajar sobre esta : ..

“La region de Arequipa un territorio articulado, ambientalmente sustentable, con economía sostenible, priorizando agroindustria, manufactura y turismo, con una población educada, saludable, con empleo digno y seguridad”

Que soluciones se pueden aportar, si es que los que estan dirigiendo las politicas nacionales y regionales no tienen la menor idea de que significa vision, mision, actividades, proyectos ,planes con lo que las politicas de desarrollo cultural y sostenibles se tejen? ¿Alguien dijo: chapulin colorado?

Image

About these ads

2 pensamientos en “Ensayo: Debate sobre sopa de letras culturales

  1. ídem…excelente ensayo acerca del contexto en el que lamentablemente nos encontramos inmersos.Lo bueno es saber que cada vez hay mas gente con ideas y actitud capaces de hacer ese cambio del que tanto oímos hablar y poco vemos en la cotidianedad.Bien ahí…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s